Lo que ellas quieren

Mi vida con ella

No es bueno que el hombre esté solo. Y no es fácil encontrar buenas compañías. Por eso hace ocho meses opté por abandonar la cotidiana soledad del hogar. Y compartirla con una gata.

Continue Reading