Mujeres, Uncategorized

No queremos flores

Hoy, el día después del día de la mujer, mi timeline de facebook se llenó de comentarios negativos sobre la campaña “No queremos flores” de parte de hombres que dicen que:
a- Somos boludas
b- Somos boludas porque no hay nada más lindo que un ramos de flores
c- Somos boludas porque pedimos derechos y después miramos 50 sombras de Grey, sin darse cuenta que están hablando de dos cosas absolutamente distintas. Para ellos, pedimos derechos pero en el fondo queremos ser sumisas y golpeadas. Son esclavos de la asociación libre y de una visión patriarcal.
d- Pedimos derechos que ya tenemos porque “Yo también lavo los platos” y “Mis viejos se repartían las tareas del hogar” y “Tuve muchas jefas mujeres”, sin darse cuenta, que en realidad están reforzando cuáles son las “tareas femeninas” y cuales son las “masculinas” por excelencia.
e- No solo hay mujeres golpeadas, también hombres golpeados. Esta aclaración habla por sí misma. Claramente, naturaliza la violencia a la mujer y pone sobre el tapete la otra como una situación excepcional. El mundo está lleno de violencia. Es terrible naturalizarla en ambos sentidos.

Estamos en presencia del “Andá a lavar los platos” versión digital.
Mientras el día después siga habiendo comentarios de este tipo, me doy cuenta qué todavía hay mucho para defender y que vigente sigue el reclamo de millones de mujeres.
Mientras tengamos que salir a defender el “Día de la Mujer” estamos jodidos. Porque mientras haya un día de la mujer estamos jodidos.