¿Y si hoy pasaras San Valentín en un mundo paralelo?