Agenda

¡Atención amantes del sushi!

Quizás nunca se te había ocurrido que este jardín en pleno Recoleta podía llegar a ser un buen lugar para comer sushi, quizás ni siquiera sabías que existía un restaurante como parte de los atractivos del lugar. ¡Pero así es! Y qué bien se come!

La carta del restó es bastante amplia, pero lo que no puede ser mejor es el barco con no sé cuántas piezas de sushi para todos los gustos. Con salmón, con arroz, con palta, crocante, con atún, mmmm. Uno de los platos más ricos es el Fukushima hot maki; de salmón ahumado, palta y queso philadelphia, rebozado en delicada fritura rápida y coronado de guacamole. El que le sigue es el tiradito de salmón rosado fresco en salsa de maracuyá y lima. También hay una gran variedad de postres y helados (como el clásico té verde), y se pueden saborear distintos vinos para acompañar estos deliciosos platos de comida japonesa.

Además, el lugar es agradable, la música suave y la iluminación muy tenue (como para distenderse por completo). La atención es excelente, y aunque no lo crean, hay días que la gente hace cola para poder entrar. Lo ideal es ir con reserva, para no comerte el garrón de esperar como un soldadito en la puerta. Desde algunas mesitas, se aprecia la gran cantidad de árboles y vegetación que rodea la laguna con sus románticos puentecitos rojos. Es ideal para ir con tu novio, y por qué no en tu primera cita? Además, después de comer podés llevarte al muchacho a los Bosques de Palermo, cuando el vino haya surtido su efecto y la cosa se ponga divertida!

En definitiva, es una muy buena opción para tener en cuenta y que sale por completo de lo tradicional. La entrada es por Avenida Casares 2966 (el estacionamiento es gratuito) y el teléfono para hacer reservas es el 4800-1323. También podés reservar online en http://bit.ly/IQlACL

¡Umami!