Historias de vida, Sociedad, Uncategorized, Victoria Rolanda

Amigas para siempre

Mi abuela Angélica tiene 73 años. Estuvo casada con mi abuelo, Alberto (Chiche), durante algo más de 50 años. Durante todo ese tiempo, mi abuelo siempre quiso ir de vacaciones a Mar del Plata. A pesar de que su sindicato tenía hermosos hoteles en todo el país, mientras duró este matrimonio, solo fueron a Mar del Plata y a ningún otro lugar.

Después mi abuelo murió y Angélica creyó que se había quedado sola. Hijas, nietos, sobrinos, etc, todo eso estaba en su lugar. Pero de todas maneras tenía que dormir en la cama vacía.

Entonces empezó a irse de vacaciones con “las chicas”“Las chicas” son Elinor, René, Luchi, y otras tantas que no alcanzo a recordar. Como mi abuela, son viudas o sus maridos ya no tienen energía. En siete años, Angélica recorrió más provincias que las que conozco yo. San Luis, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Misiones, Santa Fe, Entre Ríos, además de muchos lugares de Buenos Aires y la costa atlántica. Es normal recibir llamados de este tipo en mi casa:

– “Hola Nati, ¿cómo estás?”
– “Bien abue, ¿y vos?” 
– “Bien, llamaba porque la semana que viene nos vamos con (inserte aquí amiga) a (inserte aquí localidad turística) y no me van a encontrar.”


No sólo se van de vacaciones juntas. “Las chicas” se acompañan al médico, se juntan a tomar mate, van al bingo de Morón, (“porque se come bien y barato”), compiten a ver quién cocina mejor y hacen del chusmerío una profesión.
No siempre fueron incondicionales. Muchas veces no se hablaron durante años, generalmente, por estar muy ocupadas con sus familias, con sus trabajos, sus problemas.
Si no está cuidando nietos, es difícil encontrar a mi abuela en su casa. Le regalamos un celular en Navidad, pero no pudo o no quiso utilizarlo. Es más fácil encontrarla en la casa de una amiga.

  1. Fernando Drigo

    2013/07/ at 12:50 am

    Es lindo tener amistades y disfrutarlas, pero esto me hace pensar… ¿Por qué tardaron tanto? ¿Fue culpa de sus maridos? ¿Los hombres somos responsables? Ahora siento culpa por la esposa que no tengo.

  2. vrcomar

    2013/07/ at 1:04 am

    ¡Pero ellas la pasan tan bien! Eso es lo que importa 🙂

  3. Eugenia Rombolá Clará

    2013/07/ at 2:01 am

    Hermosa nota Nati, me encantó 🙂 Tu abuela es una fenómena.

  4. Mónica Beatriz Gervasoni

    2013/07/ at 12:59 pm

    qué linda nota. mi hija tiene 19 años y yo 46 y soy abu de abril y de zoe, así que algo entiendo de esta nota!

  5. Natalia Biasi

    2013/07/ at 2:26 pm

    Gracias por sus comentarios! Fernando, si preguntás porqué mi abuela tardó tanto en irse de vacaciones…pensá que ella es de otra época, una mujer casada no salía de vacaciones con sus amigas.

  6. ana maria guglielmo

    2013/07/ at 7:02 pm

    hola ,me encanta lo q hace tu abuela,yo tego casi 68 y tambien estoy en lo mismo,ya realize dos viajes largos ,jujuy y cataratas.tambien como ella conocia solo el mar,,a mi me cuesta un poco mas porque no tengo pension y mis hijos no mne pueden ayudar,pero te cuento q me guardo todos los pesitos q puedo . mi proximo viaje es a cordoba y asi juntando unos pesitos me ire a mendoza en marzo,besos y un abrazo a tu abuela.ana

  7. Vivian García Hermosi

    2013/07/ at 8:50 pm

    Ana María, te quiero. ¡Sos una divina! Suerte en tus viajes, cortos y largos. 🙂

  8. Natalia Biasi

    2013/07/ at 8:54 pm

    Hola Ana María! Mi abuela se va en los viajes de jubilados que son muy económicos, no dejes de aprovecharlos. Gracias por leer y comentar. Que tengas un hermoso viaje a Córdoba!!!

Comments are closed.