Sociedad

Diez cosas maravillosas de Enero en Buenos Aires

La gente se va de vacaciones y vos no te fuiste. Estás triste. Desolada. Hasta que una mañana te tomás el subte y sentís algo raro, como si te faltara algo. Te das cuenta que está vacío. La felicidad te invade. Dejalos que se vayan.  Vos podés disfrutar de estas bendiciones:

1) Ya se acabo el frenesí de las compras navideñas y ahora no te chocás a tanta gente en la vereda.
2) Dejás de comprar tantos regalos y podés hacer shopping solo para vos.
3) Los bares porterños: Te encanta salir ¿Pero odiás los hormigueros de gente? ¡Esta es tu oportunidad para que Plaza Serrano sea tu panacea y no tu peor enemigo!
4) Los transportes públicos: Tomarte el colectivo, el tren y el subte es como si hubieras vuelto a una Buenos Aires cosmopolita de 20 años atrás. Un placer que dura solo hasta la primera semana de Febrero.
5) Cuevana: ¿Se dieron cuenta que está andando mejor este mes?
6) Otra gran oportunidad para aprovechar es que podés ponerte al día  con esos amigos que en Marzo son imposibles para acordar.
7) Vos no estás de vacaciones pero tus jefes sí. ¡Están tan tranquilos! Te mandan un mail por semana y no te hacen ninguna corrección. Por lo tanto, de alguna manera, son vacaciones extensivas.
8) El pago fácil. Sin colas. Increíble.
9) Enamorarte:  Si vos te quedás, alguien en tu misma situación civil también preferiría estar en Brasil. No te preocupes.
10) Seguís ahorrando para aprovechar esos descuentos para viajar que tanto te gustan.

¿Cuáles son esas cosas maravillosas de no irte de vacaciones para vos? ¡Contanos!