Sexo Explícito

Sexo, videos y primavera

La primavera tiene ese qué se yo que hace que nos animemos a muchas cosas que antes ni pensábamos. ¡Y sobre todo si estamos en pareja!  ¿Alguna vez se te ocurrió filmarte en ese momento crucial con tu tortolito?

Casi toda una generación de paj…personas recuerdan el famoso video de Pamela Anderson y Tommy Lee que mostraban al desnudo como pasaban su luna de miel. Existen también registros en video de Paris Hilton, Kim Kardashian y otras tantas parejas de Hollywood teniendo sexo. Nosotros también tuvimos nuestra seudofamosa Cachi Tedesco filmada por su novio o el memorable video de Silvina Luna.

Hoy en día la sexualidad está dejando de ser algo privado entre dos (o más) personas. Pareciera que la puerta de la intimidad necesita de la participación del ojo indiscreto del otro espiándonos para poder satisfacer el deseo. Sin intención de tener una mirada censuradora proponemos algunos consejos para filmar tu propio video porno (Si lo vas a hacer, hacelo bien):

1) Locación: Si vas a hacer algo tan arriesgado como filmarte con tu pareja, hay que elegir una buena locación para lograr destacarse, puede ser un patio trasero o algún lugar al aire libre, hay que recordar que el audio y la luz debe ser bueno para que se vean los detalles de la performance.

2) Actuación: Los primeros planos son claves en cualquier toma que incluya filmación de sexo oral, mirar a la cámara crea una especie de comunicación con el espectador que se siente incluído en el acto. La mudita no funciona, los gemidos ayudan a demostrar que tan bien la estás pasando así que hay que esmerarse en acompañar el movimiento con el sonido adecuado.

3) Duración: La dinámica y los tiempos son importantes, no hay que intentar hacer un video muy largo, es aconsejable tener acordadas las posiciones que se quieren realizar y luego tener en cuenta que más de 5 minutos por posición puede llegar a ser aburrido para el espectador.

4) Publicación: La gran polémica de los videos caseros es si van a ser o no exhibidos por fuera de la pareja. Se suele acordar que son de uso privado, pero eso siempre puede estar sujeto a cambios de opinión así que como recomendación final sugerimos que ante la eventualidad de una publicación masiva, la filmación del acto sin mostrar rostros puede ser una solución adecuada para no arrepentirse en el futuro.

Todas podemos ser la Pamela Anderson del porno casero aunque es necesario un Tommy Lee que nos inspire.

¿Y vos te animarías? ¿Ya te animaste? ¡Contanos!