Treintañeras (3): ¿Smart qué?