La vida misma, Sociedad

La valoración nuestra de cada día

Por Clarisa Ercolano

Hace poco tiempo una amiga me contó una experiencia que quiero compartir con ustedes. Ella se dirigía a abrirle la puerta a sus suegros y, atónita, los encuentra hablando simpáticamente con la ex pareja de su actual que, por esas complicaciones geográficas, tiene a sus padres viviendo en el mismo barrio. Sin entender mucho tal grado de simpatía, porque sus propios suegros siempre la aborrecieron, se tuvo que bancar una conversación entre los señores y la fulana frente a su casa.  Mi amiga no puso su mejor cara y se encerró en el cuarto para evitar el suegricidio. Señora suegra se acercó para intentar ¿acomodar? los tantos. Ella expresó cuánto les molestó esa reacción. ¿No hablaban mal de ella en cuánto momento podían? Su suegra le contestó: “Nena, fue un tema de respeto, de cordialidad” y sentenció “No seas insegura”. Me pregunto: ¿Qué tiene que ver estar ofendida con ser insegura? Mi amiga sabe que es inteligente, es bella y sobre todo una buena mujer y tiene una buena relación con su pareja. ¡Pero eso no la exime de querer poner los puntos sobre las ies y que le moleste la falsedad!

Pareciera que está de moda que discutir sobre algún tema álgido, sobre las relaciones o sobre política,   no suele ser sinónimo de carácter sino de inseguridad. A ninguna persona ya se le ocurre decirte que sos una tozuda, una empacada, ni siquiera una loca de mierda.  La nueva es que sos una insegura.

Otro caso muy común es que cuando una mujer habla bien de sí misma, las otras se codean a escondidas. ¿Es reprochable la autovaloración?

¿Por qué se debería asumir la hipocresía o la mediocridad como algo normal? Hablar de nosotras mismos no es algo que tenemos que dejar que hagan otras personas. ¡Quién mejor que una para describirse! Soy una convencida de que si una no se cree, no le cree nadie. Cada quien puede decir perfectamente que cosas cree que posee en esta vida.

Hablar bien de una no es inseguridad. Es valoración, valoración propia, amor propio y de paso una sacudida al quincho de esos que se creen que con dos palabritas simplonas te pueden tumbar el discurso y de paso, si pueden, la autoestima.

Ser una buena mujer en una sociedad donde la dignidad femenina es pisoteada muchas veces por las mimas mujeres, que claman por un tipo que las mantenga o que son capaces de lo que sea por conseguir al tipo que quieren (inclusive de embarazarse por ‘accidente’), no es una tarea fácil.

Lo mismo pasa con la franqueza. Lo que yo creo  es  que nunca hay que vender mocos y carita de boluda ni hacerse la Heidi. Claro que eso te sirve si lo que se quiere es practicar marketing para la vida. Lo mejor ser como sos, y sobre todo, empezar por quererte, valorar tu opinión, respetarte a vos misma y exigir que te respeten.

  1. silvia maria teran

    2012/07/ at 10:51 am

    La sinceridad tiene mala prensa, siempre la tuvo, arriesgas a quedar sola, pero a mi que me pasò persolamente te digo mas vale sola que mal acompañada. A las que no te permiten valorarte y quererte, lejos de mi!!!!!Yo soy una persona valiosa y no necesito que nadie me lo confirme!

  2. Teté Turcutto

    2012/07/ at 12:28 pm

    Una cagada este artículo!

  3. Fernando Drigo

    2012/07/ at 5:20 pm

    Muy interesante tema.
    Yo no suelo decirle a las personas que son inseguras, porque me resulta obvio cuando lo son. Si lo aceptan, bien, sino, nada que diga cambiará eso. Entonces, mejor no decirlo.
    Ahora… Me agrada encontrar mujeres que hablen bien de ellas mismas. Es más sano que vivir llorando y desvalorizándose. Pero, me parece muy importante la manera de decirlo, y los actos consecuentes de ello. Quiero decir, ¿De que sirve esa auto arrogancia y solamente queda en el plano verbal ajeno a los momentos drmáticos? Cuando es así, cuando no se demuestra la seguridad en los actos… es que sin duda, se poseen todos los números para la rifa de la inseguridad.
    Nota al margen: La mujer más admirable que conozco, si se encontrara en esa situación de la nota, lo que habría hecho hubiera sido salir a charlar con sus suegros y la ex, sin nunca dejar de sonreír, demostrándoles mediante la charla -a esas tres personas-, que ella es más inteligente, que la puerta de su casa es la boca del lobo, y que si bien siempre podrán odiarla, es ella quien logra hacer sentir inseguros a los demás, sin importar edades ni sexos. Incluso quizás les invitaría un café, para poner nervioso a su novio también. (Se aprende mucho de la gente que se halla entre la espada y pared)
    Bueno, este apartado era para decir como veo el nivel supremo de seguridad de una mujer. Eso, o está loca. O ambas. jaja.

  4. Graciela

    2012/08/ at 6:45 pm

    Excelente nota. Coincido con Silvia “mejor sola que mal acompañada” , pero resulta que te tildan de soberbia y egocéntrica , los cavernícolas he, la envidia malsana she, simplemente porque no se bancan INTENTAR tratar de superarte antes de criticarte. ¿inseguridad? nooo querido/a .VALORACIÓN que es muy diferente.

  5. Sustancio Pereda

    2012/09/ at 3:46 pm

    Cuanta imaginacion tenes! si yo contara lo que verdaderamente sucedió quedarias en evidencia que sos muy insegura y que no paso de un saludo

  6. Clarisa

    2012/09/ at 1:39 pm

    Sutancio, si, soy imaginativa, por eso me dedico a escribir viste. De otra manera, no se, tendría cualquier otro trabajo. Ah, por si no se entendió, me importan 3 pomos lo que piense cualquier persona de mi, así sea su santidad el Papa. 🙂

  7. Clarisa

    2012/09/ at 1:40 pm

    ah, para contar, primero tendrías que saber escribir…Vamos a dar unos cursos pronto en VR, si querés, te hacemos una promo.

  8. Kay

    2015/09/ at 10:30 pm

    punto numero 1. Realmente no cznooco a ninguno de los pibes.2. es realmente importante si tienen o plata o no? 3. que clase de valores manejamos, la guita mide todo. 4. si es gay o no. a quien le importa?5. los medios es esto, correr es tipo de bolazos, para que leen si no les gusta? 6. ni loco gasto media palabra en contra de estos dos pibes. sere1 que les tienen envidia?

Comments are closed.