Sociedad

Veteranas y pendejas

Por Daniel Gaguine

Parece que mi amiga, Ana Inés Macaroni, iba caminando por la calle y, desde un auto, un tipo bajó la ventanilla y le dijo: “¡Qué linda veterana que sos!”. Antes que nada certifico que los 37 años de Macaroni son muy bien llevados. No aparenta, en absoluto, que despierte un apelativo como el de “veterana”. Igual quiero meter el dedo en la llaga al decir que los hombres (y lo dice uno que pertenece a dicho género) están muy cobardes y pelotudos.

A veces me parece que el hombre ha dado ocho pasos atrás con respecto a la mujer. La mina se anima a vivir sola. Si no sabe cocinar, no importa. De paso adelgaza. ¡Un tipo no! Tiene que comer sí o sí, y como es un vago a cuatro manos, se desespera y no sabe qué hacer. Su dilema hamletiano será de “delivery o mamá” y, por supuesto, se impone la vieja por varios cuerpos.

He aquí por lo que muchas convivencias fracasan estrepitosamente: la mina no cocina, el flaco tampoco y lo que éste busca, en realidad, es una mucama, , que le cocine, le lave la ropa y le tire la goma (el tipo se imagina a Pampita y se pone como loco).

Retomo lo que decía Macaroni sobre las “veteranas”. Personalmente tengo en mi pedestal de babosidad a unas cuántas mujeres que podrían ser mis madres (soy hombre, a no olvidarlo): Susan Sarandon, Diane Keaton y Michelle “nunca va a ser fea” Pfeiffer. Pero voy a detenerme en mi venerada Susan. Por Diosss, ¡qué minaaa! Primero, ese tono de hablar arrastrado y gangoso, sensualmente ordinario y, encima, militante política. Es de esas mujeres que uno piensa “si me agarra me hace de nuevo”. ¿Que no daría por charlar dos minutos con ella de política? (Ok, amigos hombres, después “Dunga-dunga” pero a mí, como dijo Eusebio Poncela en Martín H, “me enamoran las mentes”).

Siempre me intrigó ese morbo con la edad de los amantes. Veamos. Si un pibe de 22 años se levanta a una “veterana” (según su criterio) de 38 se siente un maestro. No lo neguemos porque es así. También está el tema de salir con pendejas por la misma razón. Personalmente me pasó de estar, con mis 39 años, a punto de “concretar” con una chica de 20 años. La verdad fue que, cuando me dijo la edad, sentí que todo el peso de los años caía sobre mí con mayor fuerza que una piña de Mike Tyson. Cuando ella recién nacía, yo ya estaba en la Facultad. Y ojo, no es porque me sienta “viejo” pero también tiene que ver lo que se busca y la experiencia de vida que uno tiene. La chica estaba más buena que un cañoncito con dulce de leche y tenía toda una vida por delante. ¿Por qué la iba a cagar todos sus sueños y deseos de futuro? ¿Solo para satisfacer mi ansia sexual y poner su nombre como “otra de las que cayó”en el CV de minas que un hombre se trincó?  Además, tampoco lo veo como una hazaña, como la que quiso vender Cacho Grasaña cuándo se casó con la hija de su amigo…¡Cacho, hay códigos al respecto!

Parece que la diferencia de edad, sea en una dirección o en la otra, es motivo de alardear. ¿Qué dice de los hombres algo así? Para mí la categorización de “veterana” o “pendeja” habla mal del tipo que pone el mote. Sobre todo porque no se toma el tiempo de descubrir a la mujer que tiene adelante ¿No?

  1. NatiAlabel (@NatiAlabel)

    2012/06/ at 11:12 pm

    El día que me digan “veterana” mato a alguien. Me resulta súper ofensivo.

  2. lola

    2012/06/ at 11:28 pm

    Me gustó la nota!Aunque me hizo acordar la canción pedorra de Arjona y ahora no me la puedo sacar de la cabeza: “Señora, no le quite años a su vida/Póngale vida a los años que es mejor..”

  3. Fernando

    2012/06/ at 11:09 pm

    Quizás algunos busquen blancos o negros, por no hallar un maldito gris. Es solamente una posibilidad.
    Adoro Michelle, y Nicole (Kidman), en ninguna edad dejarían de ser mujeres con todas las letras.
    Yo podría estar con una mujer mucho más chica que yo, pero solamente si estoy completamente seguro que ella busca una fantasía con alguien mayor (y solamente eso).
    Por lo pronto, yo trato a las mujeres de 50 años para abajo, como jovencitas. Es mejor.
    Pero bueno, como dijo el gran Wilde: «Una mujer comienza a mostrar su edad, cuando comienza a ocultarla»

  4. Gladys

    2012/07/ at 9:48 am

    Por fin..un hombre que reconoce lo que somos las mujeres a cualquier edad. Gracias Daniel!

  5. Griego puteador

    2012/07/ at 10:45 am

    Bueno, estoy de acuerdo con algunas cosas que dice el autor, sobretodo con que los hombres estan cada dia mas pelotudos, y él es un claro ejemplo de eso.
    Te ahorro todo el articulo, mira: Veterana es toda mujer de mas de 30 y menos de 40.
    La verdad que tanta mentalidad “politicamente correcta” ofende. Vos con 39, tratando de levantarte a una pendeja de 20, no sos un winner, sos un viejo verde, hacete cargo. Y deci la verdad, te corto el rostro ella.
    El tipo que bajo la ventanilla fue claro “Que LINDA veterana sos”, aceptalo como cumplido y no te comas la cabeza. El problema esta en que hoy dia la gente tiene TERROR a ser viejo, todos piensan que hay que ser absolutamente moderno! hay que ser joven! vivir rapido! y no saben que ese pensamiento es tan antiguo como Rimbaud.
    Gran parte del problema tambien son sentimientos machistas soberbios, disfrazados de buena onda como los que demostras vos en tu articulo, que tenes que salir a defender a las mujeres grandes y proteger a las mujeres jovenes, porque para vos, ellas son debiles e incapaces de hacerlo por sus propios medios.
    Yo tengo 33 (si, lo se, estoy al filo de ser un viejo verde, o lo que es peor, un pendeviejo, y me hago cargo), charlo, salgo y concreto con mujeres de 20 a 35. No pienso por ellas, estoy con quien me gusta y le gusto. Y no es lo mismo una pendeja que una veterana, se merecen una clasificacion distinta, y esa clasificacion no es mas que eso, no significa que una cosa sea mejor que la otra.
    En fin, no tengan terror a ser grandes, es inevitable, y si alguien se ofende con mi comentario, mis disculpas, solamente estoy siendo honesto.

Comments are closed.