Amor y sexo, Medio ambiente

¿Juguetes sexuales sustentables?

Por Iván Basso

La búsqueda de un estilo de vida más natural comienza a ser moneda corriente. ¿Será el turno de ver qué pasa debajo de las sábanas?

 En un informe de Greenpeace, que invita a vivir una sexualidad más verde, no se salvan ni los consoladores. La industria de los juguetes sexuales basa su producción sobre todo en el PVC, a los que se le agrega un conjunto de químicos, llamados ftalatos, que los vuelven flexibles y livianos. Y además, cancerígenos.

Te damos algunas recomendaciones para que el placer y la ecología no vayan por veredas opuestas:

– Comprar sex toys que tengan certificados de sanidad. No pongas cualquier material en contacto con tu cuerpo.

– Buenas opciones para tener un gran O (de obscena ofensiva y opuntenta oleada orgásmica) son el caucho, el látex, la piel, el vidrio o la madera. En Estados Unidos el último grito de la moda son los consoladores de cristal.

– En cuanto al lubricante, como en los viejos tiempos,  la saliva sigue siendo el mejor. Aunque si preferís otros, todos los lubricantes con base acuosa son perfectos, no dañan el preservativo ni el ambiente.

– A partir de esta conciencia ecológica en nuestra vida sexual también se pone en cuestión los anticonceptivos.  ¿Sabías que se está buscando preservativos más biodegrables? Aunque las píldoras de ahora son mejores que las antes en cuanto a sus contraindicaciones, muchas mujeres no quieren hormonas ni químicos en su cuerpo. Por eso,  muchas parejas volvieron al método del calendario (Método Ogino).

Sensualidad es apagar las luces por un momento, encender velas y dejar volar la imaginación. La suavidad del algodón contra la piel, en la ropa interior o en las sábanas. Se trata de, por un momento, volver al paraíso de lo natural.

¿Y vos? ¿Te sumás a esta movida ecofriendly?

  1. NatiAlabel (@NatiAlabel)

    2012/05/ at 3:08 pm

    Más orgánico que ponerle un preservativo a un pepino, imposible.

  2. Fernando

    2012/05/ at 6:34 pm

    No me preocupa mucho, no suelo usarlos. Aunque me alegra saber que el latex, caucho y piel son buenas opciones. Claro que las considero en otra clase de elementos, con indumentarias, fustas, inmovilizadores y toda esa clase de cosas que hacen grande a un país. (Incluso uno Bajo, como Holanda)

Comments are closed.